Nuestro local de reparación de calzado también es un lugar ideal para hacer una copia de llaves en Leganés.

De hecho, hoy en día resulta de lo más normal realizar una copia de llaves en Leganés y, al mismo tiempo, ver el torno de los zapatos justo al lado de la máquina que realiza la copia. ¿Alguna vez te has preguntado de dónde proviene la fusión entre estas dos profesiones? A continuación, resolveremos esa pregunta.

Antiguamente, los zapateros disponían de hornos para trabajar el hierro. En ellos producían las hormas de los zapatos o las puntas de los mismos, puesto que al fabricarlas en hierro conseguían darle una mayor dureza al calzado.

En estos hornos también confeccionaban diversas herramientas como las escofinas, hierros de lujan o el famoso martillo remendón. La mayoría de los zapateros regentaba su propia fundición.

En otros tiempos, como recordarás, las llaves eran de hierro, por lo que se aprovechaban estos mismos hornos para fabricarlas. Este fue el motivo principal de esta fusión, pero con el paso de los años los motivos han cambiado.

En la actualidad, la causa de que compartan el negocio se debe a que las herramientas utilizadas por los dos artesanos son muy similares. En ocasiones, para poder usar las mismas herramientas, tan solo hace falta cambiar un accesorio.

Por ejemplo, el taladro que talla las llaves, sirve también para agujerear cinturones o renovar los agujeros de los cordones de los zapatos. La piedra de esmerilar que talla una llave también se utiliza para eliminar la cola de un zapato o pulirlo después del corte. Si a esto le sumamos que ambas profesiones requieren de muy poco espacio para llevarse a cabo, se convierte en una combinación perfecta.

En El Taller del Maestro contamos con profesionales que, siguiendo con la tradición, son expertos en ambos oficios.